Lentejas con morcilla y chorizo


He aquí un plato que deberíamos comer todas las famlias una vez a la semana. Las legumbres, sanísimas, ayudan gracías a su fibra al tránsito intestinal. También se comen por sus proteínas vegetales, que son, quizás más importantes que las de la carne a según qué edad. Las podemos comer por su gran valor nutrivo, porque es un plato económico,  ideal para la comida principal del día y por su gran sabor. Se podían enumerar más cosas sobre las lentejas, pero no  quiero cansaros. Sólo quiero animaros a que hagáis este plato.

Hay una gran variedad de lentejas, aunque yo he de reconocer que conozco sólo tres tipos.

Éstos son:

– Las de toda la vida, que siempre hemos visto en casa.

– Pardinas oscuras

– Pardinas verdes

Yo creo que una buena opción serían las Pardinas oscuras. No sé cuando salieron al mercado, pero yo las conozco sólo hace unos siete/ocho años. Desde entonces únicamente uso las de ese tipo. Sencillamente por su rapidez en la cocción y, más que eso, porque no es necesario echarlas en agua. Solamente un rato antes de hacerlas.

Lentejas con morcilla y chorizo

Lentejas con morcilla y chorizo

Ingredientes para cuatro personas:

– 1/2 kg de lentejas

– 1/2 pimiento rojo

– 1 pimiento verde

– 3 dientes de ajo

– 1 zanahoria

– 1 hoja de laurel

– 1 cucharadita de comino molido

– 1 cucharadita de pimento rojo dulce

– 1 cebolla gordita

– 1 patata mediana

– morcilla

– chorizo

– 3 cucharas de aceite de oliva

– 1/2 kg de espinacas

Elaboración:

En una olla, ponemos las tres cucharadas de aceite. Cuando está caliente, añadimos la cebolla finamente picada, la patata a cuadraditos, la zanahoria a rodajas, el pimiento verde y rojo picados y el ajo en láminas  Todo esto se va removiendo y se deja un rato. No es necesario que esté muy pochado. En ese momento, ponemos las lentejas (que previamente hemos echado en agua un rato antes) en un colador y lavamos bajo el grifo. Se añaden a la olla, se le dan unas vueltas con una cuchara de madera y se añaden las espinacas.

En otra receta os dije que, si las espinacas son frescas, hay que hervirlas antes. Si son congeladas, no es neceario.

Se cubre la olla con agua tres dedos por encima de las lentejas. En ese momento ponemos en la olla la hoja de laurel, la cucharada de pimentón y la de comino. Sazonamos.

Las lentejas tienen que hervir unos treinta minutos a fuego muy suave para que no pierdan la piel. Para estar seguros de que estén tiernas, se pueden ir probando e incluso añadiendo agua si fuera necesario.

Mientras las lentejas se hacen, ponemos en un cazo los trozos de morcilla y los de chorizo. Se les da un hervor con la intención de que pierdan algo de grasa. Esto es para hacer el plato más saludable. Los sacamos del cazo y se añaden a las lentejas en los últimos cinco minutos de su cocción.

Os aseguro que si lo hacéis así, os quedarán como la foto que acompaña este receta, y, sobre todo, cuando degustéis este plato, os alegrará  la decisión de haberlo hecho.

!Buen proanivecho¡

Con amor, Ani

Anuncios

Un pensamiento en “Lentejas con morcilla y chorizo

  1. Ani, en mi casa tambien se hacían lentejas cada semana,y es que sanísmo comer legumbres, pero desde que vivo sola no las hago tan a menudo como a mi me gustaría, es que siempre me sobran muchas y no sé que hacer, sabes tú si se pueden congelar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s