Conejo encebollado


Hola a todos. Hoy se me ha ocurrido recuperar este plato, que casi lo tenía relegado al olvido. Ya sabéis, a veces se hacen las comidas durante mucho tiempo seguido y después, sin saber los motivos, se olvidan. He recordado que en casa gustaba mucho. Sobre todo, si venía acompañado de patatas fritas. Mi hijo, cuando venia de la escuela y veia lo que había para comer, enseguida preparaba grandes trozos de pan para mojar en la salsa. Se ponía las botas (como el decía). Todavía no acabo de entender por qué dejé de hacerlo. Ahora que lo he recuperado, seguro que lo estaré haciendo durante largo tiempo.

Conejo encebollado

Conejo encebollado

Ingredientes para 4 personas:

– 4 muslos de conejo

– 2 manojos de cebolleta

– 3 dientes de ajo

– 1 hoja de laurel

– 2 puerros

– 8 granos de pimienta negra

– pimienta molida

– 4 alcachofas (no es imprescindible)

– 5 cucharadas de aceite de oliva

– sal

– agua

– 1 vasito de vino blanco

– 1 limón

Elaboración:

Pondremos una cazuela al fuego con el aceite de oliva. Cuando esté fuerte, pondremos los muslos de conejo previamente salpimentados. Se les van dando vueltas hasta que queden dorados por todos los lados. Reservar.

Cortamos en láminas los ajos, la cebolla tierna en trozos grandes  y echamos a la cazuela. El fuego no ha de estar demasiado fuerte para que la cebolla no se queme ni rompa. La intención es que quede melosa pero sin que se dore demasiado. También añadimos las alcachofas, que previamente hemos limpiado y cortado a cuartos. Os recuerdo que las alcachofas, cuando se limpien, las tendremos que poner en agua con el zumo de limón para que no se oxiden. Para hacer todo este sofrito, es necesario que no tengamos prisa. En el fuego, lentamente y removiendo con cuidado, la cebolla y las alcachofas adquirirán ese color precioso que dará al plato más vistosidad.

Cuando el sofrito esté hecho, añadiremos los muslos de conejo. Echaremos el vino blanco y un chorrito de agua. La salsa resultante, al terminar el plato, ha de ser consistente. Si queda aguada, el resultado no sería el mismo.

Ya tenemos este plato hecho. Ya véis lo fácil que ha sido y el espectáculo del plato no tiene desperdicio. Todos lo disfrutareís al comerlo y seguro que repetiréis. Yo no voy a añadir nada más. Solo espero que lo hagáis y me digáis si el resultado ha sido tan espectacular como os he comentado.

Con mucho amor, Ani

Anuncios

Un pensamiento en “Conejo encebollado

  1. Mmmmm conejo!! No es muy apreciado por aquí e incluso cuesta un poco de encontrar (no es que el súper esté lleno) pero tiene un sabor muy bueno y con salsa es verdad que está buenísimo.

    Creo que hace años que no lo como… la única pega? Los miles de huesitos que tiene… demasiados… aún recuerdo cuando mi madre me lo limpiaba de pequeñito… jooooo que recuerdos! y siempre con patatas… y mucho pan con la salsa!! jajajaja.

    Creo que me llevaría bien con tu hijo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s