Fideos a la cazuela


Hola. Hoy os traigo la propuesta de hacer unos fideos a la cazuela. Esta receta, no sé los motivos, se confunde mucho con la Fideuá. Son dos platos totalmente diferentes. Si queréis, otro día, hablamos de la fideuá. Que por cierto, también es un plato que me encanta. Lo suelo hacer en días festivos. En cambio, los fideos que hoy os propongo, son más bien un plato para hacer cualquier día de la semana y en cualquier ocasión. No penséis, por eso, que esté menos bueno. Todo lo contrario. Es un plato que, a mí en particular, no me importaría repetirlo más de una vez por semana.

Hay para todos los gustos y estos fideos lo mismo se pueden hacer de pescado (otro dia os lo pondré) que de carne. Hoy me he visto obligada a no poder decidir de qué tipo quería hacerlos. Sólo podían ser de carne.

Así que me he puesto el delantal y me he metido en la cocina. Con la misma ilusión y energía que suelo tener cuando cocino.

Es una receta sencilla, que admite muchas cositas que os iré diciendo. La mayoría no son imprescindibles, pero le dan al plato una vistosidad que atrae inmediatamente que se mira. Y hacen que, cuando se saboree, se noten muchos sabores diferentes. Todo esto hace que sea un plato muy atractivo.

Pero bueno, creo que lo mejor será que vosotros mismos lo comprobéis, si es que os animáis a hacerlos.

Fideos a la cazuela

Fideos a la cazuela

Ingredientes para 4 personas:

– 1/2 kg. de costillas de cerdo cortadas en trozos

– 400 gr. de fideos del  nº 4

– 3 dientes de ajo

– 1 cebolla pequeña

– 1/2 pimiento rojo

– 1 pimiento verde

– 3 tomates maduros

– 3 alcachofas

– 1 puñadito de habas frescas

– 4 cucharadas soperas de aceite

– pimienta molida

– sal

– agua

Elaboración:

Se salpimenta las costillas y, en una cacerola o bien en una cazuela de barro, ponemos el aceite . Cuando esté caliente, doramos las costillas. Una vez doraditas,  las retiramos hacia los lados de la acazuela y, en el hueco que queda en el centro, pondremos la cebolla picadita, los dos tipos de pimientos y los ajos. Bajamos el fuego para que no se quemen las verduras. Os recuerdo que es importantísimo que el sofrito quede bien pochado. Cuando esté hecho, añadiremos el tomate pelado y hecho trocitos. En ese momento, pondremos las hebras de azafrán para que se tuesten un poco junto con el tomate. Añadiremos el agua, un poco de pimienta molida y la pizca del colorante amarillo. También pondremos las habas y las alcachofas cortadas en cuartos. Dejamos hervir unos veinte minutos para que las costillas se pongan tiernas. Ahora echaremos los fideos. Tienen que hervir el tiempo que recomiende el fabricante.

Servir enseguida.

Este plato, ha de salir caldoso. Pero si os parece que tiene demasiado, no importa. Lo sacamos y reservamos. Los fideos se tragan todo el caldo enseguida. Pero son tan agradecidos, que se les puede añadir más tarde, si es necesario. Incluso si sobran fideos, se pueden dejar para el día siguiente y calentamos el caldo y se añade a los fideos. Están buenísimos.

Con mucho amor, Ani

Anuncios

4 pensamientos en “Fideos a la cazuela

  1. Cuando entro en tu blog siempre me acuerdo de las frases de mi madre… y del Arguiñano: Hay que comer más con la cuchara decían! Y es verdad! Yo reconozco que no son mis comidas preferidas pero es una alimentación sana, equilibrada y además… está bueno

    (Menos mal que no me lee mi madre porque sino y se lo que me toca la próxima vez que suba a verlos :))

    Bromas aparte, los fideos tiene una pinta excelente!!!

    Saludos!

  2. Que buenos los fideos a la cazuela, hace muchísimo tieempo que no los como, pero es un plato que me encanta, aunque he de reconocer que como más me gusta es con pescado, sus mejillones y almejas, para chuparse los dedos.

    Un saludo

  3. Esto empieza a gustarme cada día más. Me encanta comer de cuchara y los fideos tienen una pinta estupenda. Pero he de admitir que es porque hablaras de fidegua, es un plato que me encanta comer, lo disfruto bastante.

    A la espera de esa fidegua.

    • Prometo poner pronto la Fideuá. La suelo hacer en días festivos o celebraciones extraordinarias. Los fideos a la cazuela, también se pueden hacer de mariscos. De ahí que haya quien los confunda con la fideuá. Son totalmente diferentes y cada cual más bueno.
      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s