Boquerones en vinagre


Hola a todos. Ya empieza a hacer algo de calor. Los termómetros suben y nosotros, que tenemos que continuar con nuestro ritmo normal de trabajo, mirando el termómetro, para saber si hoy está haciendo más calor que ayer. Creo que a nadie nos gusta el calor si estamos trabajando. En cambio, cuando estamos de vacaciones, pues casi que nos da igual. Qué distintas nos hace ver las cosas nuestra situación laboral!

Otro día hablaremos de las vacaciones. Cuando lleguen.

Hoy hablaremos de una tapa, montadito o tentempié, depende del lugar en que estemos, que se hace muchísimo en esta época de año: Los boquerones. Es un pescado azul. Por tanto, bueno para el colesterol. También se suele comer mucho frito. Sobre todo, en Andalucía. En vinagre, del que hablaremos hoy, igualmente se pone mucho en los bares. En las casas, por supuesto que tampoco faltan.

Se pueden poner en las ensaladas. También solos, con un poquito de perejil y ajos picaditos. Ideales para un buen aperitivo, acostumbran a estar riquísimos de todas las formas.

Como ahora es la época del año en que están en todo su esplendor, podemos abusar de ellos tanto como queramos.

Otro día, si queréis, hablaremos de más formas de prepararlos ¿de acuerdo?

Iremos a la pescadería que acostumbremos y, con sólo un vistazo, nos daremos cuenta de su frescura. Han de estar duros, enteros y no machacados. Los ojos, brillantes. Si lo pides, en la misma pescadería te los limpian. Así, al llegar a casa, sólo habrá que terminar ese trabajo.

Yo les suelo recortar, con las tijeras, todos los lados, pues, al sacarles la tripa y la espina, se quedan un poco mal.

Boquerones en vinagre

Boquerones en vinagre

Ingredientes:

-1 kg. de boquerones

– 3 cucharadas soperas de sal

– Vinagre de vino blanco

– Unas ramitas de perejil

– 1 cabeza de ajos

– Aceite de oliva virgen extra

– Cubitos de hielo

Elaboración:

Si nos limpian los boquerones en la pescadería, sólo nos queda, cuando lleguemos a casa, cortarles con las tijeras los filos, para que queden bonitos. En un bol lleno de agua del grifo, pondremos hielo suficiente para que el agua resulte muy fría. Iremos echando los boquerones en el agua. Al tener el agua tan fría, su carne se endurece mucho más. Tambien, al tenerlos un rato en el agua, se desangran y no quedarán oscuros. Cuando pase una media hora, los sacamos y ponemos en un recipiente que sea algo grande. Que estén desahogados. Los cubriremos de vinagre y pondremos la sal.

Se suelen tener en la salmuera dependiendo del tamaño del boquerón. Hay que tener en cuenta que, si los dejamos demasiado tiempo, pueden ponerse también demasiado fuertes. Los de la foto, son medianos. Los tuve unas cinco horas. Pasado este tiempo, se sacan y se ponen en un recipiente cubiertos de aceite. El ajo y el perejil se pondrá un poco antes de llevarlos a la mesa.

Ésta sería la receta normal para este pescado tan sabroso.

Sin embargo, desde hace algún tiempo, se descubrió que podían tener unos pequeños gusanitos (apenas perceptibles a nuestros ojos), llamados anisakis. Son parásitos y, desgraciadamente, al comerlos, pueden pasarse al hombre. Esto es por estar crudos y, aunque el vinagre casi que los “cuece”, no es suficiente para que el dichoso animalito muera. En cambio, cuando se cocinan a una temperatura alta, ya no hay peligro alguno.

Para todo hay solución y, con congelarlos, también es suficiente para que muera el gusanito. O sea que, cuando saquemos los boquerones de la salmuera, los meteremos en el congelador, en el mismo recipiente y sin ningún líquido. Los sacamos a las 24 horas, y ya se pueden aliñar como hemos explicado antes.

La solución es sencilla. Y, de esta manera, nos podemos permitir comer algo que nos gusta, sin peligro alguno.

Que tengaís buen provecho.

Con mucho amor, Ani

Anuncios

3 pensamientos en “Boquerones en vinagre

  1. En mi pueblo hay un bar que lo típico es pedirse un plato de boquerones en vinagre con patatas fritas (las de bolsa), así es como más me gustan 🙂

    • Lso boquerones son tan antiguos, que lo hacen en todos sitios. Claro que, tienen que ser caseros para que estén de verdad buenos. Yo solo he recordado que ahora es su tiempo y hay que aprovechar. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s