Empantanaos los viernes: Torrijas


Hola a todos!

Aunque no sea la época esta semana he decidido hacer un postre que me encanta: las torrijas. Las torrijas siempre se relacionan con la Semana Santa ya que junto a los roquillos y los pestiños son los postres típicos de ésta época. Pero en realidad es un dulce que se puede comer tanto como para desayunar, merendar o después de una comida… (se nota que me gustan, no? :))

La verdad es que es un postre que lo relaciono más con mi madre, había domingos que cuando nos levantábamos mi madre tenía hechas unas estupendas torrijas de naranja para desayunar, ummmm, eran una maravilla, te daban energía para jugar toda la mañana. Siempre que alguien me habla de torrijas yo siempre digo: mi madre hace unas de naranja que están deliciosas.

Torrijas hay de muchos tipos, las hay de naranja, de leche, de vino…. Yo ésta vez me he decidido a hacer las típicas torrijas de leche que son las que hace la mayoría de gente, pero no por eso dejan de ser menos interesantes, siguen estando de escándalo!

Ingredientes:

  • 1 barra de pan de 1 ó 2 días antes (yo utilicé pan de payés y corté unas rodajas de unos 2 dedos, salieron grandes, pero así con una ya tienes suficiente 🙂 )
  • 160 gr de azúcar
  • Azúcar para espolvorear las torrijas
  • 750 ml de leche
  • 3-4 huevos
  • 1 ramita de canela
  • Canela molida para espolvorear las torrijas
  • la ralladura de un limón o el trozo de la piel de 1 limón
  • 1/2 vaina de vainilla
  • aceite de oliva para freír las torrijas

Elaboración: 

Poner en un cazo la leche, la piel del limón, la ramita de canela, el azúcar y la vaina de vainilla (la vaina de vainilla se parte por la mitad, se sacan las bolitas y se echan en la leche junto con la vaina). Se pone al fuego y cuando rompa a hervir se apaga, se tapa el cazo y se deja infusionar.  Cuando la leche esté fría la colamos y la ponemos en un cuenco para luego ir mojando el pan.

A continuación batimos los huevos y le añadimos un poquito de la leche aromatizada y volvemos a batir. Ponemos a calentar el aceite para freír las torrijas.

Cortamos el pan (un poco gordito, como dije antes unos 2 dedos) y lo pasamos por la leche aromatizada (tienen que estar bien impregnadas pero no chorrear) y por el huevo batido, las echamos en el aceite caliente  y las freímos hasta que estén doraditas. Cuando estén fritas las ponemos en papel absorbente para desechar el exceso de aceite.

En un plato hondo ponemos azúcar y canela molida y vamos rebozando el pan frito por esta mezcla tan dulce y rica.

Ya tenemos nuestras torrijas, acompañadas de un vaso de leche o de una copita de vino dulce están para chuparse los dedos.

Como siempre deseo que os gusten tanto como a mí.

Un saludo

Anuncios

3 pensamientos en “Empantanaos los viernes: Torrijas

  1. Tradicional y delicioso postre. Estoy de acuerdo contigo, en que las torrijas se pueden comer en cualquier época del año. Y si salen tan ricas como las que has hecho, me apunto sin pensarlo. Besos

  2. Hola Sandra, yo creo que es una señal y que las tienes que hacer jejeje.

    Te aconsejo que pruebes las de naranja, como he dicho son una delicia. Yo prometo que las haré y las publicaré.

    Un besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s