Potaje de frijoles con verduritas


Hola a todos.

Hoy os vuelvo a traer un delicioso potaje. Muy indicado para esta época, sano y rico. Como veréis, soy un gran aficionada a este tipo de comidas. Las encuentro imprescindibles en nuestra mesa e importantísimas para nuestra salud.

En el mercado encontraremos siempre mucha variedad sobre los distintos tipos de legumbres. Todas tienen su sabor y textura, su fama y su D.O. No hay que discutirles su valor a ninguna de ellas. Lo que si tienen todas, sean de donde sea, es fibra. Importatísima para nuestra salud y el buen funcionamiento de nuestro organismo.

No voy a hacerme pesada hablando de las virtudes  que tienen. Sólo os pido que no os olvidéis de ellas. Pueden sacarnos de algún apuro en cualquier momento. Y por qué no decir también que, siendo un gran plato, su coste es pequeño. Por último, y con un poquito de  imaginación, con las legumbres también podemos hacer un plato de cinco tenedores. Para poder presentarlo en cualquier mesa y ante cualquier comensal.

Potaje de frijoles con verduritas

Potaje de frijoles con verduritas

Ingredientes para 4 personas

– 400 gr de frijoles

– 1 penca de apio

– tres o cuatro hojas de acelgas,  con sus pencas

– 1 puerro

– 1 cebolla mediana

– 2 tomatitos maduros

– 2 zanahoria

– 1 patata medianita

– 100 gr de judias verdes

– 1/2 pimiento rojo

– 2 alcachofas

– 1 rodaja de calabaza

– 1 hoja de laurel

– 1 cabeza de ajos

– 100 gr de jamón serrano picadito

– 100 gr de chorizo de guisar (puede ser picante)

– 2 morcillitas de cebolla

– 1 tira de tocino de panceta fresco (opcional)

– 4 c.s. de aceite de o.v.e.

Elaboración

La noche anterior, pondremos los frijoles en remojo con agua fria.

Pondremos los frijoles en una olla junto con la hoja de laurel y la cabeza de ajos. Cubrimos de agua y dejaremos que hiervan a fuego muy suave. Durante la cocción, si lo creemos necesario, asustar los  frijoles un par de veces  con un chorrito de agua fría. Esto no es imprescindible, pero así nos aseguramos que queden bien tiernos. El tiempo de cocción dependerá del tipo de agua. El agua con cal, no le sienta bien a las legumbres. Mejor, por tanto,  que pongáis agua mineral. También podemos usar la olla rápida. En ese caso, el tiempo ya os lo dirá el recetario de la propia marca de olla.

Mientras que nuestras legumbres van haciendo lentamente chup- chup e invadiendo la cocina de su olor particular, pondremos en una sartén grande el aceite de oliva. Iremos añadiendo las verduras picaditas: cebolla, apio, patata, calabaza, acelgas, etc., etc. Por último, el tomate sin piel. Ahora añadiremos la panceta a taquitos, el chorizo y por último la morcilla. Cuando veamos que el sofrito tiene ese color bonito tan suyo y se ven las verduras bien pochadas, reservamos.

Nuestros frijoles ya estarán bien tiernos. Los probamos y es cuando quitaremos agua de la cocción si lo creemos conveniente. Añadimos todo el sofrito de la sartén y dejamos que hierva todo junto unos  cinco minutos. Rectificar de sal. Servir muy caliente.

Este delicioso potaje no tiene que ser muy caldoso. Más bien debe de ser espesito. Creo que mejora.

A la hora de servirlo, veremos que la morcilla ha desaparecido. Así tiene que ser. El caldo quedará algo oscuro, y todo el conjunto impregnado del sabor característico de este embutido tan apreciado por la mayoría.

Buen provecho!!

Con mucho amor, Ani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s