Empantanaos los viernes: Bombones de cardamomo


Hola a todos!

Sé que hace días que no escribo y para compensar os traigo una cosa deliciosa, son “Bombones de cardamomo”. Ya los he hecho varias veces y siempre han sido un éxito, la receta la saqué de “Gastronomía & Cía“, es un blog que os recomiendo, no solo nos explican recetas de cocina sino que también nos tienen informados de cualquier noticia relacionada con el mundo culinario.

Siempre había hecho los bombones en forma de bolita pero en esta ocasión he utilizado unos moldes de silicona que me habían regalado y la verdad es que el resultado ha sido espectacular. No sé a vosotros pero a mí me encanta el chocolate, sobretodo por la noche después de cenar, con un buen cafelito y una buena película, es el momento más relajante del día 🙂 .

Ingredientes:

  • 400 gr de chocolate fondant para el relleno.
  • 200 gr de chocolate de cobertura (yo para ambos chocolate utilizo el chocolate de postres de la Nestle).
  • 200 ml de nata líquida .
  • 1 cucharada de semillas de cardamomo.
  • el zumo de una naranja.
  • un chorrito de ron.

Elaboración:

Para empezar tenemos que poner al baño maría 100 gr de chocolate de cobertura, una vez fundido lo echamos en los moldes de silicona y quitamos el exceso (podemos hacerlo poniendo el molde boca a abajo o pintarlos con un pincel (de esta manera es menos engorroso)). Lo metemos en la nevera para que coja consistencia.

Por otro lado troceamos los 400 gr de chocolate y los ponemos en un bol (es mejor trocearlos pequeñitos para que sea más fácil de derretir). Ponemos a calentar la nata con las semillas de cardamomo y cuando llegue al punto de ebullición lo retiramos del fuego, lo vertemos (con la ayuda de un colador, para que no pasen las semillas) sobre el chocolate troceado y removemos hasta que se haya fundido completamente. A continuación agregamos el zumo de naranja y el ron.

Sacamos nuestros moldes de silicona del frigorífico y los rellenamos con ganache de cardamomo (nos podemos ayudar de una manga pastelera), metemos otra vez en el frigorífico.

Mientras tanto fundimos al baño  maría el resto de chocolate que nos queda (100 gr), una vez fundido lo echamos sobre los bombones para hacer la tapa (nos podemos ayudar de una espátula, para que quede plano). Volvemos a meter en la nevera. Una vez fríos los podemos desmoldar y probar, cuidado que te pueden enganchar y no parar de comer 🙂 .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s