Arroz jugoso de conejo y espárragos trigueros


Hola a todos.

Estamos en Semana Santa y también en época de espárragos. Por suerte, ha llovido últimamente y después ha hecho sol. Dos ingredientes imprescindibles para que ayuden a los espárragos a salir. Hay que aprovechar estos días festivos para descansar y salir a pasear al campo. Encontraremos la presencia de la primavera en todo su esplendor. Los árboles se están llenando de hojas y el campo tiene cientos de florecillas a cual más bella. Además de admirar y disfrutar de todo esto, nos encontraremos con los espárragos. Eso sí, para quien sepa buscarlos. Particularmente, para mí es algo difícil. Así que os aconsejo que vayáis con alguien que esté acostumbrado a buscarlos. De esta forma, disfrutaréis de este delicioso manjar que nos da tan  generosamente la naturaleza.

Yo hoy sólo tenía unos poquitos. No eran suficientes para una tortilla u otro receta. He pensado aprovecharlos con un buen arroz.

Os aseguro que estaba muy rico. Los espárragos le daban ese sabor un poco amargo pero delicioso. Un sabor, que sólo pueden darlo los de campo.

Arroz jugoso de conejo y espárragos trigueros

Arroz jugoso de conejo y espárragos trigueros

Ingredientes para 4 personas:

– 1 conejo pequeño

– seis cucharadas soperas de aceite de oliva

– 1 pimiento rojo

– 1/2 cebolla

– 4 dientes de ajo

– 1 tomate pequeño maduro

– 30 espárragos trigueros

– 2 alcachofas

– 250 gr de arroz bomba

– 1 1/4 aprox. de agua o caldo de carne (puede ser de tetrabrik)

– unas hebras de azafrán

– sal

Elaboración:

Si podemos, haremos este arroz en cazuela de barro. En ella, pondremos el aceite y, cuando esté bien caliente, echaremos el conejo troceado que previamente hemos salpimentado. Lo doraremos bien para que tenga ese color precioso que se le pone a la carne. Cuando esté, lo retiraremos de la cazuela y reservamos. Picamos en juliana la cebolla y el pimiento. Los ajos en láminas, y las alcachofas en cuatro trozos cada una. Pondremos todo en la cazuela a fuego medio-alto. Limpiaremos los espárragos cortándolos con los dedos hasta aprovechar toda su parte tierna. Desechamos el resto. Los incorporaremos a la cazuela y seguimos con el sofrito lentamente. Cuando todos estos ingredientes estén bien pochados, incorporaremos de nuevo la carne. En ese momento echaremos el tomate pelado y picadito. Daremos unas vueltas y echaremos el vasito de vino blanco. Cuando el vino se evapore, haremos un espacio entre el sofrito y pondremos las hebras de azafrán en él. La intención es que se tueste ligeramente, y dará mucho mejor sabor al guiso. Echaremos el caldo y dejaremos que hierva un ratito. No es necesario mucho tiempo. El conejo, al ser pequeño, estará tierno enseguida. Echaremos el arroz y dejaremos hervir unos 13 minutos. Apartar del fuego y cubrir bien con una tapa o un paño. Dejar reposar unos minutos más.

Hay que  cuidar que no se trague todo el caldo. Hablamos de un arroz jugoso. También por ese motivo hemos puesto más agua que en otros tipo arroces.

Ahora a disfrutar de este delicioso plato que, estoy segura, gustará mucho a todos.

Buen provecho!!

Con mucho amor, Ani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s