Cuchifrito o potaje de coles


Hola a todos. El tiempo va cambiando y, tímidamente, el frio va desapareciendo poco a poco. Pero no lo suficiente como para que todavía no apetezca un plato bien caliente. El que os traigo hoy es quizás poco conocido por la mayoría, exceptuando una zona muy determinada del Valle de los Pedroches. Fué ahí donde comí por primera vez éste delicioso plato. Desde el primer momento me gustó su olor. Era fuerte y, sin embargo, apetecía comer inmediatamente. Y más, haciendo frío. Hay que tener en cuenta que su ingrediente principal es la col. Esta verdura, tan humilde ella, cuando está en su mejor momento es en invierno. Cuanto más frio haga, más prieta y sabrosa será la col. También están las costillas. La primera vez que comí este plato, las costillas erán de cerdo ibérico. En esa zona, tengo entendido que se crían los mejores de su raza. Por tanto, aportan a este plato un sabor inmejorable, que complementan todos los ingredientes para que el resultado sea tan bueno que se desee repetir y, sobre todo, incorporarlo a nuestras recetas para la familia.

Os aclaro que en el mercado podemos encontrar costillas de cerdo ibérico. También se puede hacer con costillas de cerdo normal. El resultado es también buenísimo.

Cuchifrito o potaje de coles

Cuchifrito o potaje de coles

Ingredientes

– 1 col rizada

– 1/2 kg de de costillas en trocitos

– 2 patatas medianas

– 1 cabeza de ajos

– 2 guindillas

– 1/2 cucharadita de comino molido

– 1 trozo de chorizo de guisar (tipo del de las lentejas)

– pimienta molida

– sal

– 6 cucharadas de aceite de o.v.e.

Elaboración:

Pondremos una cazuela honda al fuego y echaremos el aceite. Cuando esté caliente, echaremos las costillas troceadas y las dejaremos hasta que estén doradas. Pelamos las patatas y las cortamos en cachelos. Las incorporamos a las costillas que están doradas. Daremos unas vueltas y pondremos el chorizo troceado. El tamaño de corte será al gusto. Una vez dadas unas vueltas, cubriremos de agua. Pondremos la pimienta molida, sal, las guindillas y el comino. En un mortero, pondremos los ajos pelados y los machacaremos hasta obstener una pasta. Los echaremos en la cazuela. Dejaremos que hierva todo unos 15 minutos. Mientras tanto, picaremos groseramente la col aprovechando todas las hojas verdes de fuera. Si están sanas las hojas, cuanto más verdes mucho más sabrosas serán. Seguiremos picando hojas hasta casi la mitad de la col. Las pondremos en la cazuela y las sumergimos bien en el caldo con la ayuda de una cuchara de madera. Tapamos la cazuela y dejamos hasta que la verdura esté bien tierna.

Servir muy caliente.

Veréis que su sabor es contundente pero muy agradable. Disfrutar de este plato que se sigue haciendo en el Valle de los Pedroches, sobre todo en los días fríos de invierno.

Buen provecho!!

Con mucho amor, Ani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s